cómo puedes cuidar tus joyas de acero
Cuidados

¿Cómo puedes cuidar tus joyas de acero?

¿No sabes cómo puedes cuidar tus joyas de acero? Lee atentamente este post, y verás lo fácil que es mantenerlas como el primer día…

Ya sea por estrés o por el ritmo de vida que llevamos en la actualidad, las alergias van aumentando; no solamente las alergias al polen o a algunos alimentos, sino también las alergias por contacto, sobre todo a objetos de bisutería.

Según la página alergias.org.es , un porcentaje muy elevado de las personas alérgicas a los metales por contacto, pueden utilizar el acero inoxidable sin ningún tipo de temor de tener sarpullidos, eczemas o dolor. El acero inoxidable es el elemento más biocompatible (hipoalergénico) conocido por el hombre y no irrita la piel más sensible.

Las joyas de acero inoxidable son populares porque no pesan mucho y tienen una apariencia moderna. Pueden durar mucho tiempo y lucir como nuevas si es que las limpias adecuadamente. A continuación os damos unas directrices fáciles y caseras para mantener estas joyas limpias y cuidadas.

Limpieza:

Método 1: Con agua y jabón

Necesitas: Dos recipientes donde quepan las joyas sumergidas en agua; jabón líquido, por ejemplo lavavajillas, y dos paños de microfibra.

cómo puedes cuidar tus joyas de acero Martina Moon1.Llena los recipientes con agua tibia:

Uno de los recipientes servirá para lavar las joyas mientras que el otro, para enjuagarlas. Asegúrate de que ambos recipientes sean lo suficientemente grandes como para sumergir las joyas por completo.

2. Añade unas 2 ó 3 gotas de jabón suave en uno de los recipientes:

Si las joyas están particularmente sucias, busca un lavavajillas que elimine la grasa.

3. Sumerge la esquina de uno de los paños de microfibra en el agua con jabón:

Frota el paño en toda la joya, evitando las piedras preciosas que contenga, y siempre en dirección de la veta para evitar rayones.

4. Sumerge las joyas en el segundo recipiente de agua para enjuagarlas:

Muévelas con delicadeza de arriba abajo para eliminar los restos de jabón. Si es necesario, cambia el agua sucia y reemplázala con una limpia. Sigue enjuagando las joyas hasta que ya no queden residuos de jabón.

5. Utiliza el paño seco para secar las joyas:

Procura limpiar la mayor cantidad de agua posible la primera vez. Si dejas un poco de ella, podrías tener algunas manchas de agua. Si las joyas tienen muchos detalles, envuélvelas en el paño y espera unos minutos, para que el paño absorba el exceso de agua.

Método 2: Con pasta de dientes

Si las joyas están especialmente sucias, el método anterior puede que no elimine toda la suciedad y debas utilizar este otro.

Necesitas: Pasta de dientes blanca y que no contenga sílice, un cepillo de dientes infantil y dos paños de microfibra.

cómo puedes cuidar tus joyas de acero Martina Moon1. Humedece la esquina de un paño suave en agua tibia:

Exprime el exceso de agua, pues no es recomendable que esté demasiado mojado.

2. Pon una cantidad pequeña de pasta dental sobre el paño:

Con lo equivalente al tamaño de un guisante es suficiente. Si luego necesitas más, podrás añadirla.

3. Pasa el paño suavemente por la superficie de la joya:

Asegúrate de hacerlo en la misma dirección de la veta y no contra ella, para evitar rayaduras. Asimismo, evita frotar las piedras preciosas incrustadas, pues muchas son muy suaves y podrían rayarse con la pasta de dientes.

cómo puedes cuidar tus joyas de acero Martina Moon4. Utiliza un cepillo de cerdas suaves para llegar a los recovecos:

Pasa las cerdas por agua tibia y luego aplica más pasta dental si es necesario. Frota la pasta con suavidad por la superficie de la joya, y asegúrate de hacerlo en dirección de la veta y no en contra. Evita tocar las piedras preciosas.

5. Enjuaga las joyas con abundante agua tibia:

Abre el grifo y enjuaga las joyas debajo del chorro de agua para eliminar los restos de pasta de dientes.

6. Seca las joyas con delicadeza utilizando el paño seco:

Procura limpiar la mayor cantidad de agua posible la primera vez. Si dejas un poco de ella, podrías tener algunas manchas de agua. Si las joyas tienen muchos detalles, envuélvelas en el paño y espera unos minutos, para que el paño absorba el exceso de agua.

Una alternativa a estos métodos de limpieza es utilizar un limpiador de acero inoxidable y seguir las instrucciones del envase. Nunca un limpiador de plata pues puede dejar manchas.

Conservación:

cómo puedes cuidar tus joyas de acero Martina MoonGuarda tus joyas de acero individualmente. Procura no guardar varias piezas en un mismo estuche, así evitarás roces, rayones, torceduras, roturas y pérdidas de piedras.

Las joyas con esmalte o con piedras incrustadas son especialmente sensibles a los golpes y también a los productos químicos. ¡Evita a toda costa que se golpeen!

No expongas las joyas al cloro, grasa, sudor, perfumes, agentes alcalinos, ni a la salinidad por largos periodos de tiempo. Evita ponerte perfumes, colonias o cremas sobre las piezas y ten especial cuidado de no tallar o raspar las áreas bañadas.

Cuidados especiales:

Algunas piezas tienen color distinto al acero, sin embargo estas piezas son también de acero inoxidable, están trabajadas con un procedimiento llamado “pavonado” o “baño”. Este procedimiento consiste en someterla a un tratamiento químico, que le da porosidad. Ésto permite darle una coloración, que puede ser de color negro, rosado, dorado, cobrizo, gris, etc. al ser mezclado con otros metales.

Con motivo de preservar en perfectas condiciones las piezas bañadas de algún otro metal, se deberá tener especial cuidado con las mismas, ya que, por no ser un color natural podría tender a perder su tonalidad gradualmente. Algunas personas tienden a tener un PH ácido en su piel lo que ocasiona el proceso de pérdida gradual del baño aplicado de otros metales.


Algunos consejos:

• Si no permites que las joyas entren en contacto con cremas, perfumes o cloro, las mantendrás limpias por más tiempo.

• Guarda las joyas de acero inoxidable en bolsas suaves y por separado de otras joyas, sobre todo de las hechas con otros metales.

• También puedes utilizar un limpiador específicamente diseñado para acero inoxidable. Simplemente aplícalo con la ayuda de un paño suave y luego quita el exceso con un paño limpio. Siempre hazlo siguiendo la dirección de la veta y evita tocar las piedras preciosas.

• Por lo general, los palillos de dientes logran llegar hasta las rendijas donde no pueden los cepillos de dientes. Estos objetos son excelentes para limpiar entre los eslabones de una cadena.

• Si tus joyas están rayadas, lo idóneo es llevárselas a un joyero profesional para que las pula.

¡Ojo, cuidado!

• No utilices pasta dental que contenga sílice.

• Nunca utilices un limpiador o pulidor de plata en joyas de acero inoxidable, pues puede arruinar la superficie o dejar manchas.

• Evita tocar las piedras preciosas. Algunas de ellas son demasiado frágiles como para limpiarlas con pasta dental o cepillos de dientes.

• No utilices un pulidor que contenga cera entre sus ingredientes, pues dejará una lámina que opacará las joyas.

 

Más…

2 pensamiento sobre “¿Cómo puedes cuidar tus joyas de acero?

  1. Sandra dice:

    Muchas gracias por el post. Acabo de limpiar unos pendientes que utilizo casi todos los días, y han cogido mucho brillo.

    1. Martina Moon dice:

      Muchas gracias por tu comentario, Sandra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *